El sistema financiero se encuentra en un proceso de transformación e innovación importante, actualmente más de 4.000 millones de personas (más de la mitad de la población) tiene acceso a internet gracias a diferentes tecnologías, a pesar de lo cual, aún existen sectores de la población no bancarizados debido a que aún encuentran barreras como los altos costos asociados, requisitos a cumplir y la poca cobertura de servicios y/o productos que complican la posibilidad de vincularse al sector financiero.

La inclusión financiera en México propicia a través del uso de productos y servicios financieros bajo una regulación que garantiza esquemas de protección al usuario, un mejor manejo de los recursos y acceso a productos financieros, una mayor resiliencia ante fluctuaciones de la economía y contribuye a la inclusión social de la población y de las micro, pequeñas y medianas empresas (Mipyme).

Sus cuatro componentes fundamentales son los siguientes:

Acceso: Es la entrada del sistema financiero en cuanto a la infraestructura disponible para ofrecer productos y/o servicios financieros, esto es​​, a los puntos de contacto entre las instituciones financieras (canales de acceso) y la población, desde una perspectiva de oferta.

Uso: La adquisición o contratación, por parte de la población, de uno o más productos y/o servicios financieros, así como a la frecuencia con que son utilizados. Esto se refiere a la demanda de servicios financieros, a su misma vez, refleja el comportamiento y las necesidades de la población.

Protección y defensa al consumidor: Los productos y servicios financieros, nuevos o ya existentes, se encuentren bajo un marco que garantice como mínimo la transparencia de información, el trato justo y mecanismos efectivos para la atención de quejas y asesoría de los clientes contra prácticas desleales y abusivas, así como la efectividad del marco regulatorio para favorecer la inclusión de la población objetivo y el resguardo de los datos personales de los usuarios.

Educación financiera: Acciones para que la población adquiera aptitudes, habilidades y conocimientos para estar en posibilidad de efectuar un correcto manejo y planeación de sus finanzas personales, asimismo, para evaluar la oferta de productos y servicios financieros, toma de decisiones acordes a sus intereses, elegir productos que se ajusten a sus necesidades y comprender los derechos – obligaciones asociados a la contratación de estos servicios.

Comparte este articulo: